queReciclar_item_06queReciclar_item_05queReciclar_item_04queReciclar_item_03queReciclar_item_02queReciclar_item_02

METAL


queReciclar_metal

Muchos de los productos alimenticios y bebidas que compramos están envasados en latas hechas de aluminio o acero; materiales que pueden ser reciclados después de consumir sus contenidos, ya sea para hacer nuevas latas o fabricar otros productos.
Las latas de aluminio pueden ser identificadas fácilmente por un anillo en la parte superior para abrirlas. El aluminio puede reciclarse infinitas veces sin perder su calidad.

Impacto Ambiental

> Reciclar una lata de aluminio ahorra la energía suficiente para mantener un televisor encendido por 3 horas.

> Reciclaje de aluminio requiere 95% menos energía que fabricar una lata nueva a partir de la bauxita como materia prima


¿Qué puedes reciclar?

Algunos productos que utilizan metal reciclable como envases incluyen: latas y envases de acero, aluminio, hierro, plomo, cobre, bronce y otros metales ferrosos. Por ejemplo latas de leche líquida y en polvo, latas en conservas, latas de refrescos, latas de cerveza, tapas y botones metal, papel aluminio, alfileres, grapas, ganchos de ropa, alambres, ollas, etc.

Es importante procurar aplastar los envases para que ocupen menos espacio.


¿Cómo es reciclado?

Las latas de aluminio se rallan para eliminare cualquier revestimiento de color y se funden en un horno y se vierte en moldes de lingote para dar forma.

Las latas de acero se ponen en el horno donde se añade hierro fundido alrededor de 1700ºC. El metal líquido se vierte en un molde para formar losas grandes que se enrollan en bobinas. Estas bobinas se utilizan para fabricar todo tipo de productos de acero, como bicicletas, automóviles, puentes, clips, etc.
Descargar infografía