Reciclaje culinario

La gastronomía peruana ha crecido mucho últimamente, esto también ha originado que se genere una gran cantidad de residuos orgánicos en los restaurantes. Aproximadamente el 50% de todos los residuos que se generan en el Perú son orgánicos, si estos no son reciclados pueden emitir gases que colaboran con el calentamiento global.

Lo primero que se debe hacer es evitar desperdiciar insumos, es decir, utilizar el 100% de los alimentos. Con esta acción se cumpliría la primera “R” del reciclaje, la que significa Reducir. Otro paso muy importante es aceptar que la naturaleza no cree en la estandarización, por lo que no todos los alimentos son iguales y no se deben desperdiciar aquellos que no cumplan las normas estéticas.  Finalmente, se debe de crear conciencia y dar a conocer que hay alternativas, por ejemplo, el Banco de Alimentos está constituyendo alianzas con distintas empresas para recolectar alimentos que serían desechados, por estar cerca a la fecha de expiración o por o cumplir con las normas estéticas, para dárselos a personas que realmente los necesitan. Otra opción es realizar compostaje con los residuos orgánicos, por ejemplo, la Municipalidad de San Borja, cuenta con un espacio acondicionado para realizar esta actividad.

Dejar un comentario

  • (will not be published)